Datos personales

Mi foto
Mis paseos y mis descubrimientos...

martes, 27 de febrero de 2018

BUENOS PROPÓSITOS

Y como todos los inicios de año, se comienza con buenos propósitos que pronto se olvidan, yo he esperado a febrero para proponerme retomar el blog al menos una vez al mes.
¡A ver si así lo cumplo, je,je!
Aprovechando un par de días que he podido unir al fin de semana, marché a Monfragüe, Cáceres.
Aún sabiendo que se celebraba la FIO y no siendo de nuestros días preferidos para acudir a este lugar tan bonito, por la masificación de gente, nos animamos y allí marchamos...


Lo mejor, creo que es siempre el reencuentro con otros pajareros y pajareras tanto de nuestra tierruca como de otras comunidades, compañeros  que hemos conocido en nuestras escapadas anuales a Andújar, Somiedo, Tarifa, a Villafáfila, etc...
Es una maravillosa afición para conocer gente estupenda y con la que siempre te acabas reencontrando.
 En la feria distintos stands en los que recogimos mucha información para ampliar nuestros viajecillos a otros lugares nuevos, visitamos a nuestros amigos como Alejandro y Máximo, disfrutamos de las estupendas fotos que estaban expuestas y curioseamos entre la gran oferta de óptica existente; también había diferentes charlas, rutas y actividades lúdicas.




En esta ocasión, fue poquito el tiempo que le dedicamos, 
la verdad es que lo nuestro es más el pulular, así que eso hicimos, aprovechar los días tan estupendos aunque fresquitos para ir en busca del bicherío.

Monfragüe nunca defrauda, aunque sorprendentemente, 
este fin de semana no conseguimos ver ninguno de los habituales: Cigüeña Negra, Águila Imperial o el Búho Real, 
pero bueno, para otra ocasión será. 
No por ello disfrutamos menos, en nuestra charquita particular, si, si, dentro de ese ovalito rojo, 


¡había unas quedadas espectaculares de otros GRANDES!
fué un auténtico festival de Picogordo, Mitos, Pinzónes, Currucas Cabecinegras, Herrerillos, Carboneros, Mirlos, Zorzales, Petirrojos...
Por una parte estaban los disfrutones que bebían y se bañaban solos o acompañados.














Aunque sin lugar a dudas, quien realmente la gozó fue el Herrerillo si queréis verlo, pinchad en él.


Otros como el Zorzal, esperaban su turno..


Y como no, siempre tiene que haber alguien fisgando, como nosotros....
















Como en la vida misma, hay otros más señoritingos, 
que preferían ir directamente a la fuente.



 ¡FUE TODO UN PLACER VERLES DISFRUTAR ASÍ!

Aunque nos tiramos nuestras horitas, contemplando tan grato espectáculo (ahora entiendo que los "otros grandes" se sintieran desantendidos y por ello no se mostraran), 
decidimos seguir caminito, y llegar hasta el Salto del Gitano.

Casi llegando, aunque la foto es testimonial, encontramos a los Escribanos Montesinos,

una fuerte escandalera nos hizo levantar nuestros ojos al cielo, y ¡oh! bandadas de Grullas nos sobrevolaban.

¿Se puede pedir más? 
el fin de semana había comenzado pronto y muy prometedor....,
¿y quién me esperaba allí?
ÉL, bello y lindo mi Roquero


¿Se puede ser más molón?

 También disfrutamos de los Buitres Leonados, alguno Negro 
y una pareja de Halcones que todo lo vigilaban desde lo más alto.
¡Allí el frío de la mañana, era HELADORRRRR!

Cambiamos de dirección y nos acercamos al Mirador de la Portilla del Tiétar, de camino, los Aviones Roqueros
  
y multitud de Cormoranes pescando y reposando



Una vez llegados al Mirador, 

y tras un ratillo de entretenida observación, chapoteo y....


la Nutria, pasó un buen ratito pescando, 
aunque la cámara no llegaba  a plasmar el momento, 
en mis pupilas quedó grabado.

Después de todas estas alegrías, nos acercamos a Arrocampo a probar suerte con el Avetorillo, y la verdad es que finalmente, todos los días nos dimos un garbeo por allí.
Nos dió un montón de alegrías tanto el Parque en sí, como el embalse y todos sus alrededores. 

El camino hasta llegar allí, siempre es muy entretenido, pudimos ver Águila Real, Abubillas, Alcaudón Real, Rabilargos, Avefrías, Gorriones Morunos, Grajillas..






Una vez llegados al parque, no tardó en cumplirse nuestro objetivo, la verdad es que siempre que hemos ido, nunca nos ha fallado, el agradecido Avetorillo.




Camino a otro de los observatorios, los trinos de los Trigueros, Verderones y Verdecillos nos acompañaron de continuo, 



junto a la presencia de las  Garzas Reales, Pechiazul, Agachadizas, 
y a las Cigüeñas, cuyos lugares de descanso van siendo mermados...



Al caer la luz, escuchamos al Rascón, al Calamón, 
que subió a echarnos un vistazo, bandadas de  Garcillas Bueyeras, Estorninos y Grajillas, un Halcón que dio un fuerte revolcón a una Garcilla (con final feliz.... para la Bueyera). 

Y de nuevo las Grullas, 
aunque en esta ocasión una mini pandi de ellas.


Los alrededores, son muy interesantes, pudimos ver  además de otras aves ya citadas, Elanios, Aguiluchos Laguneros, Bisbitas, Garcetas Grandes, Comunes, alguna Espátula, Golondrinas, Zorro  Ovejas, Liebres y...




algún "extraño pájaro" semiflotante.

 En el Embalse, lo más destacado fue una pareja de Porrones Pardos, Escribano Palustres y este super Cormorán crestudo, 
aunque la GRATÍSIMA SORPRESA, 
fueron tres Meloncillos que se cruzaron por la pista.




Y como ya me habría gustado sacar la foto de los Meloncillos, pero no pudo ser, aquí tenéis a los que pude disfrutar en otro momento en La Janda, Cádiz, ¡alá!

Bueno y ya para acabar, otra charquita en el Embalse

en la que convivían Anátidas, Andarríos Grande y Chico, muchas Lavanderas Blancas, Avefrías, Cogujadas, Tórtolas Turcas, Gorriones Morunos, Palomas, Agujas Colinegras
Cigüeñuelas, Rabilargos junto a las vacas.





Y como estando disfrutando de este maravilloso fin de semana, nuestros compañeros pajareros nos ponían los dientes largos...
Delfines por aquí, Alcas, Colimbos, Araos,
¿quién da más?
Pues no nos  quedó más remedio que a la vuelta, antes de llegar a casita, dedicar la tarde a acercarnos a Santoña.
Vimos al Arao por los pelos, porque se fué alejando del puerto (sí, ya sé que todo el mundo lo vió cerquita, pues nosotros no), hasta que desapareció de nuestra vista.

Y CON ÉL, SE FUERON NUESTRAS MINI VACACIONES...